Nuestra
Historia

Un aliado incondicional

Nuestra Historia

En la década de los 1990`s, la magnitud, cantidad y velocidad con que se hacían los negocios aumentaron radicalmente en todo el mundo. Guatemala no fue la excepción:   el fin de la guerra fría a nivel mundial, el fin del conflicto armado interno a nivel nacional, y la incipiente globalización e internacionalización en la prestación de bienes y servicios trajeron consigo inversión extranjera, privatizaciones, importantes fusiones y adquisiciones, así como un auge en el sector bancario y de la construcción.

Este crecimiento dinámico fue una oportunidad sin precedentes para los despachos de abogados que lo supieron aprovechar; algunos de los despachos familiares tradicionales que hasta entonces habían dominado el mercado evolucionaron lentamente hacia un modelo de firma más institucional; y algunos grupos de especialistas que se habían formado en esas firmas familiares se independizaron y asociaron para fundar sus propias firmas institucionales nuevas. Estos dos tipos de firmas institucionales son los que hoy dominan el mercado guatemalteco de servicios legales. 

Legalsa, una firma institucional de abogados especialistas en Derecho de negocios, fue fundada en el año 2000, cerca del final de esta ola de crecimiento económico a nivel mundial. Legalsa llegó al mercado legal guatemalteco a llenar una importante necesidad insatisfecha en este nuevo mundo de los negocios: En la carrera para cerrar tratos de  fusiones y adquisiciones, contrataciones y concesiones públicas, desarrollos inmobiliarios y transacciones y  financiamientos internacionales, la mayoría de asesores corporativos de las firmas líderes no estaban listos para brindar el apoyo continuado  necesario cuando las cosas no salían como se esperaba; al enfrentarse con a conflictos entre empresas o, peor aún, a conflictos internos de una empresa, su reacción a menudo era lenta, desorganizada, impersonal y sin liderazgo.  Los asesores corporativos frecuentemente delegaban los conflictos a sus litigantes que carecían de conocimientos de y entrenamiento en negocios corporativos, o subcontrataban a abogados, típicamente de despachos unipersonales, especialistas en resolución de conflictos pero sin conocimiento previo de los clientes ni de su negocio.

Para muchos clientes, esta respuesta no era la deseada. Cuando sus derechos, su patrimonio, o incluso su libertad están en juego, es cuando los clientes más quieren y necesitan saber que cuentan con su abogado como un aliado incondicional. 

Esa es nuestra esencia, el ADN de Legalsa. Surgimos como un equipo de abogados de negocios joven, agresivo, dinámico y altamente especializado, comprometidos totalmente con defender los derechos, el patrimonio y la libertad de nuestros clientes, sean estos personas o empresas, a través de un enfoque estratégico ágil y de alta intensidad, tanto en las mesas de negociaciones como en tribunales y foros de cualquier materia.  En Legalsa, los especialistas en conflictos nos aseguramos de conocer a nuestros clientes y entender su negocio, y los consejeros regulatorios y transaccionales entendemos cómo manejar relaciones contenciosas.

Nuestra atención personal, calor humano y capacidad técnica, en combinación con un récord intachable de resultados, nos ubicó a la vanguardia del mercado como la única firma de derecho de negocios especializada en resolución de conflictos de toda clase. 

Con el tiempo, Legalsa ha crecido y evolucionado para convertirse en mucho más que una firma boutique de resolución de conflictos. Legalsa es ahora una firma de servicios integrales, capaz de cubrir todas las necesidades legales de nuestros clientes. Hoy en día somos una firma líder en Derecho corporativo y mercantil, habiendo participado en algunas de las fusiones y adquisiciones más importantes de los últimos años; en Derecho público, asesorando a proveedores y concesionarios en varios de los mayores casos de contratación pública en la historia reciente de Guatemala; en Derecho inmobiliario altamente especializado; en propiedad intelectual contenciosa y no contenciosa; en planificación patrimonial y en inversión extranjera directa.

A lo largo de estos 20 años hemos crecido, aprendido y madurado, hemos incursionado exitosamente en virtualmente todas las practicas propias de una firma de derecho de negocios y hemos enriquecido nuestro equipo con nuevas mentes y visiones. Sin embargo, ante todo, nunca hemos olvidado nuestra historia, nuestra esencia, nuestro ADN, y por eso somos y seguiremos siendo para nuestros clientes su aliado incondicional, siempre en su esquina.

Áreas de Práctica

Noticias